La inversión directa en inmobiliario cierra enero por encima de los 800 millones de euros

conclusion-of-the-contract-3100579_1920-1200x800.jpg

El Mundo, Vivienda (31/01/2018)

 

El volumen de inversión directa en activos inmobiliarios cierra enero por encima de los 800 millones de euros, según un informe elaborado por el área de Research de BNP Paribas Real Estate. De este modo, el volumen de inversión superará la cifra registrada en enero del año pasado (736 millones de euros). Las operaciones más destacadas en el primer mes de este año han sido la venta del portfolio de locales de Inditex con el fondo alemán Deka, por 370 millones de euros; la venta de cuatro plataformas del Grupo Dia a Blackstone, tres de ellas ubicadas en España; la venta del centro comercial Berceo, en Logroño, a un fondo de inversión británico por un volumen superior a los 100 millones de euros; y la compra de Colonial del edificio de oficinas Egeo en el Campo de las Naciones, en Madrid, por un volumen de 79 millones de euros.

Además, destaca la compra de Colonial de 110.000 metros cuadrados de suelo en Méndez Álvaro, donde levantará dos grandes complejos de oficinas por 185 millones de euros. Este proyecto supondrá una inversión global de 355 millones de euros. La operación no se incluye dentro de la inversión directa en activos en rentabilidad, pero trasmite plena confianza en el mercado a corto-medio y largo plazo.

Luis Nuño, director de Inversión Oficinas de BNP Paribas Real Estate, señala que “las favorables perspectivas macro-económicas, un mercado en clara tendencia positiva, con un comportamiento muy bueno de los fundamentales, tanto en ocupación como en niveles de precios, abundancia de capital y necesidad de inversión, permiten afrontar el año con optimismo en el sector”.

Además de los mercados tradicionalmente atractivos para los inversores; como son oficinas y retail, el informe señala que “se está apreciando cómo otros mercados están creciendo sustancialmente: hoteles, impulsado por excelente comportamiento del sector turístico; inversiones alternativas (residencias de estudiantes, tercera edad, clínicas,…etc); el sector logístico, animado por la expansión del e-commerce, con necesidades de nuevas instalaciones y crecimiento exponencial de la demanda y, por supuesto, el residencial, impulsado por el retorno de la actividad promotora, el descenso de los plazos de comercialización y el boom del mercado de alquiler, que está profesionalizándose mucho en los últimos meses con la entrada de nuevos players y la salida a bolsa de las principales promotoras”.

2017, mejor que el año anterior

Según el mismo informe, el volumen de inversión directa en inmobiliario comercial (retail, oficinas, logístico, hoteles) cerró el año 2017 en los 10.400 millones de euros, situándose como uno de los más exitosos de la historia en el mercado de inversión. A este montante se le suman las operaciones corporativas y grandes porfolios de residencial que acapararon 3.120 millones. El gran capital del que disponen los inversores, favorecido por las políticas expansivas del Banco Central Europeo, unido al buen momento del mercado inmobiliario en España y las buenas perspectivas a corto medio y medio plazo, se ha impuesto a la escasez de producto que se atisbaba hace un año y ha hecho posible que se levante mucho producto en inversión.

Alberto Murcia Jabaloy

Alberto Murcia Jabaloy


Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies