No more posts
11/Ago/2022
impago.jpg

¿Piensas que los propietarios de viviendas que están en alquiler son de propietarios que tienen un gran capital? Yo opino que no en su mayoría, muchas personas que tienen pequeños ahorros que no les generan ningún tipo de interés tenerlos en el banco, deciden invertir en una vivienda para alquilarla, de tal manera que se “aseguran” una futura jubilación. Pero no olvidemos que estos propietarios, en un porcentaje muy elevado, han tenido que solicitar una hipoteca para pagar la parte de la vivienda que no tenía ahorrada, y es por esto que deciden alquilarla para ir pagando mensualmente dicha hipoteca. Estos propietarios que alquilan su vivienda tienen como principales objetivos, por ejemplo: poder pagarse la residencia de ancianos, completar su sueldo, poder pagar los estudios a sus hijos, completar su pensión de jubilación y un largo etc. Por eso, es importante saber que no todos los propietarios son grandes inversores o personas que puedan prescindir de tener una renta por el alquiler de su vivienda.

 

Por desgracia en estos momentos que estamos viviendo actualmente, nos vamos a encontrar con situaciones muy difíciles en las que el inquilino no puede pagar el alquiler, y el propietario sin esta renta tampoco puede pagar su correspondiente hipoteca. (Al final del artículo os indicaré algunas soluciones que desde Realtyplus hemos encontrado)

 

Al margen de esta problemática, no hay que olvidar que existen “caraduras profesionales” que van a intentar vivir en una vivienda a costa de los propietarios, es un tema un tanto desagradable de escribir, pero creo que es importante tenerlo en cuenta, para que este tipo de gente no se aproveche de las buenas personas.

 

¿Cómo operan estos “caraduras profesionales? Normalmente, su metodología casi siempre es la misma: visitan el inmueble, están de acuerdo con todo, dicen que se lo quedan y que tienen mucha prisa por firmar el contrato para entrar “ya” en la vivienda. Se presentan como personas muy serias y cumplidoras, presentan nominas con un salario sobradamente solvente, últimos recibos de alquiler y contrato de trabajo.

 

Pero ¿Qué ocurre con esta documentación?  nos encontramos en estos casos que son nominas falsas, o contratos de trabajo antiguos modificados. Unas veces hacen transferencia de los pagos que anulan inmediatamente en cuanto han firmado el contrato o incluso no tienen problema en entregar a la entrada en la vivienda, un mes de fianza, y mes en curso.

 

La prisa por firmar el contrato es fundamental para que el propietario no tenga tiempo para investigar más a fondo y “ya están dentro”. A partir de ese momento, si han pagado el primer mes dejan de pagar los recibos alegando desperfectos en la vivienda, que los suministros no están debidamente contratados o cualquier excusa que les permita ganar tiempo.

 

Cuando el propietario empieza a ser consciente de que se trata de un “caradura” ya tiene el problema en su casa. Pero todavía puede ser peor, a veces se acerca a hablar con el inquilino a la casa y descubre que este “no vive allí”, resulta que ha subarrendado el inmueble timando a “otros pobres ingenuos”.

 

El propietario se siente engañado y desesperado y lo único que puede hacer es interponer una demanda de desahucio y aunque la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley de Arrendamientos Urbanos han acelerado el proceso, la triste  realidad es que  los juzgados siguen siendo muy lentos, y eso en el mejor de los casos, porque como “buenos estafadores“ se las saben todas, y, al no tener ingresos suficientes, piden un abogado de oficio que todavía retrasará aún más el proceso, además, para cuando haya sentencia los propietarios no llegarán a recuperar nada, porque los demandados serán “insolventes”.

 

Al final muchos propietarios optan por intentar llegar a un acuerdo para que se vayan e incluso les indemnizan para que abandonen su propia vivienda.

 

Ha transcurrido el tiempo, los inquilinos morosos han vivido gratis o incluso han sacado buen provecho subarrendando, o siendo indemnizados, no han pagado rentas, ni suministros y ya están listos para buscar a otra víctima y seguir engañando a otros propietarios

 

Para este tipo de situaciones, lo mejor es recurrir a verdaderos profesionales, y desde Realtyplus podemos ofrecer un servicio integral por el que buscamos al mejor inquilino, hacemos publicidad de su inmueble, realizamos las visitas, nos encargamos de redactar el correspondiente contrato de alquiler, consulta de ficheros de inquilinos morosos y también de hacer los cambios de titular en los suministros para evitar futuros problemas de falta de pago. TODO ESTO LO REALIZAMOS EN MADRID DE FORMA TOTALMENTE GRATUITA PARA EL PROPIETARIO.

 

Al margen todos estos servicios sin coste para el propietario, también ofrecemos otros servicios que dan mayor garantía y seguridad a los propietarios. Por ejemplo, trabajamos con una empresa que adelanta las mensualidades al propietario de hasta 12 meses, además, le ofrecemos a todos los propietarios la posibilidad de realizar un contrato de impago de renta, lo cual nos dará mayor tranquilidad en estos tiempos.

 

Con todo esto nos podemos ahorrar muchos disgustos y mucho dinero en pleitos que, en muchos casos, se podrían haber evitado.

 

Por ello, os invito a que nos consultéis y así poder ayudaros a alquilar vuestra casa con las mayores garantías.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies